sábado, 4 de febrero de 2023

The Mandalorian (3ª temporada)

3ª temporada de la serie en la que no estará el sueco Ludwig Göransson, siendo sustituido por el compositor Joseph Shirley, quien ya utilizó temas de Göransson para componer la banda sonora de El libro de Bobba Fett.

Así que no cunda el pánico porque Shirley seguirá el rastro de miguitas de pan, o de ranas en el caso de Grogu dejadas por Göransson.

Y te preguntarás ¿y por qué no la ha compuesto Göranson? ¿Qué estaba haciendo? Pues ni más ni menos que la partitura de Oppenheimer, la nueva película de Christopher Nolan con quien ya trabajó en Tennet.

Tampoco se conoce por el momento quién será el compositor de la serie de Ahsoka, que podría ser Göransson quien ya le dio un tema con muchísima personalidad al personaje de Ahsoka Tano en la 2ª temporada (capítulo 13) con esos aires japoneses y unas percusiones estilo samurái en A Mandalorian and a Jedi y sobre todo, el tema que la define en el corte Ahsoka lives que comienza realmente en el minuto 1’30”.












Andor (2ª Temporada)

Como os informamos la grabación de la 2ª temporada comenzó hace un par de meses en el Reino Unido y próximamente continuará en Valencia, sí, sí, en España, en varias localizaciones y una de ellas será La Ciudad de las Artes y Ciencias, con los edificios de Santiago Calatrava que ya vimos en otras series como el reboot de V de 2009 como interior de las naves nodriza y más recientemente en la 3ª temporada de Westworld.














No se grabará toda la serie allí, pero Valencia entrará a formar parte del Universo Star Wars como uno de los nuevos planetas, como lo hizo Sevilla con Naboo en El ataque de los clones.

Os recordamos que en esta temporada (también de 12 episodios) se narrarán los 5 años de Kassian Andor anteriores a Rogue One. Una historia de Star Warsy con ella finalizará la serie. No habrá más temporadas.

viernes, 3 de febrero de 2023

COTN nº268 febrero 2023


268 números y 27 años en internet son muchos años y muchísima más información cinematográfica. Somos unas auténticas momias, de las que también hablamos en este número, por eso no estaría mal ponerse una meta, como llegar a los 30 años, hacer una despedida gloriosa y dejar paso a otras generaciones que se apasionen por compartir la información del cine que nos gusta, de forma gratuita y sin que nos tengamos que comer ocho ventanas publicitarias con vídeos que se disparan solos. Siempre lo hemos odiado y nunca lo hemos hecho. No lo haremos hasta llegar a los 30 años. Como decía, hay que tener una meta en el horizonte.

Aparte de esto y de la tarta que nos comeremos a vuestra salud por estos 27 años como lectores, Tenemos dos artículos uno con momias, lleno de ellas ya que uno de los estrenos patrios es precisamente Momias y otro poniendo en su sitio a un experimento que han intentado vendernos como la película más aterradora del momento y nos hemos sentido estafados e indignados porque es un auténtico bluf. Skinamarink no es cine en absoluto. Es la anti narrativa visual. Ya no hablamos de que sea algo que ames u odies, es que no es cine y unos cuantos intentarán vendérosla como peli de terror alegando tonterías como que debemos retrotraernos a nuestro yo de 5 años para entenderla… A mi edad eso se llama tomadura de pelo por parte de alguien con pocas luces. Teníais que haber visto la cara de Maruja al acabar de ver esa película tan tediosa.

Y además de estas historias y como siempre, como nuestra sangre, os invitamos a leer las noticias que os hemos ido preparando durante este mes y que son unas cuantas.

La cabecera de este mes, poco romántica aunque parezca un trío a grapazos, se la dedicamos a la película coreana Project Wolf Hunting de Kim Hong Sun, que llegará a nuestros cines el 17 de febrero.




MARUJA DE CINE

Skinamarink esa ‘película’ de terror experimental, y tan experimental, rodada con lo que costaría comprar un coche ha llegado a los cines americanos tras pasar por varios Festivales de Cine de Terror levantando una gran controversia, que no debería ser tal ya que las cosas o te gustan, porque entras al trapo en ese juego narrativo audiovisual o no te gusta y desearías arrancarle los ojos al director para que no haga más películas y pedirle al productor que te devuelva esos 100 minutos de vida que malgastaste viendo semejante espanto.

El título de Skinamarink procede de una canción infantil del grupo canadiense Sharon, Lois and Bram, creadores también de la canción infantil de “un elefante se columpiaba en la tela de una araña”. Aunque la canción original de 1910 se compuso para una obra de Broadway titulada The Echo de Charles Dillingham, compuesta por el letrista Felix F. Feist y el músico Al Piantodosi. Fueron Sharon, Lois and Bram en su programa infantil quienes le dieron mucha fama, tal que renombraron su programa con el título de Skinnamarink TV.

La ‘película’ escrita y dirigida por Kyle Edward Ball simplemente le ha quitado una n a la palabra para tomarla como título y esquivar demandas legales (imagino) para captar al espectador (sobre todo canadiense) y hacerle viajar a su infancia con él título. Buscando un símil sería como estrenar en España una peli de terror con el título de Había una vez, un circo… y viajaríamos a nuestra infancia con los Payasos de la tele. Al menos en mi caso, seguramente vosotros sois más de Bola de Dragón o Los Caballeros del Zodiaco.




Y esto me sirve como introducción para saber en qué terreno nos movemos y es en la vida de dos críos, dos peques llamados Kevin y Kaylee que despiertan una noche descubriendo con horror que su padre no está en casa, que ha desaparecido, al igual que han desaparecido las puertas, las ventanas e incluso el retrete.

El resto de la ‘película’, además de unos audios e imágenes de dibujos animados de los años 31, 35 y 35 (libres de derechos), son planos desde el punto de vista de los niños, planos eternos, algunos en ángulos imposibles, otros desenfocados o sobreexpuestos de luz y color con una duración eterna. Esta es la típica ‘película’ low cost que podría durar 80 minutos, e incluso 70, pero que gracias a su director y guionista dura 1 hora y 40 minutos para que te exploten los oídos por forzarlos o aumenten las dioptrías.

Había que rentabilizar a tope los 15.000 dólares canadienses (10.314 euros) con planos desenfocados y mal sonido que en algunos momentos incluso tiran del subtítulo para saber qué dicen en pantalla. Esto consigue que el espectador agudice la vista hasta el infinito (para ver algo que no existe) y su oído como si se tratara de un ninja asesino nivel experto.

Ya veis por donde voy, ¿verdad? YT las ‘’ para etiquetar este producto como película, y se debe a que me pareció en su momento esta tomadura de pelo que amas u odias, que no es mi caso, porque tampoco es que la odie, pero me parece una soberana tomadura de pelo que algo así consiga meterse en el circuito de la distribución en cines y encima haga taquilla, que la está haciendo en USA.

Debo aplaudir este fenómeno ya que desde La bruja de Blair o más recientemente la primera Paranormal Activity y otras joyas del found footage que no han llegado a nuestros cines como Horror in the High Desert de 2021, que me parece una absoluta maravilla por sus 20 minutos finales y por todo el planteamiento de este falso documental con ese excursionista que se pierde, y que os invito a que la busquéis donde sea y veáis, porque está realmente bien y se pasa miedo en el último acto, desde estas tres pelis no creí que se pudiera hacer rentable otro found footage tan arriesgado como Skinamarink.

Ayudó mucho a crear un hype en internet por esta película no sólo por su póster o siniestro tráiler, sino gracias a un error en la proyección online de un festival de cine en streaming donde la gente no sólo la pudo ver, sino que la pudo descargar a sus ordenadores antes de que se estrenara en cines. Esto ayudó muchísimo a crear ese lore sobre (lo siento, lo tengo que decir) este despropósito de experiencia audiovisual con una narrativa lenta tirando a muerta y cero guion. Que contenga diálogos, un puñado de texto no lo convierte en guion y mucho menos en una ‘película’.

Me reitero al decir que esto no es una película. Es una experiencia. Un corto alargado en 1 hora y 40 minutos para abocetar lo que podría ser una creepypasta, que tampoco está desarrollada, y de la que saldrás igual de desinformado antes que después de verla.

No puedo etiquetar Skinamarink como una película porque repito que no tiene guion. Cero guion. Es un montaje de planos eternos, dos o tres justos de manual, cero terror, incómoda de ver, por el sonido y el fuera de foco en la mayoría de los planos. Es una experiencia porque te la tragas de principio a fin como espectador porque has pagado una entrada de cine, pero esto, en el mundo real se llama “instalación audiovisual”, como cuando vas a un museo o a una Galería de Arte, en una exposición conjunta, y ves un plátano pegado a la pared con cinta americana.

Disculpadme pero eso no es arte, es un plátano pegado a la pared con cinta americana. Pues igual me ocurrió con Skinamarink. No es una película, es una instalación audiovisual o una experiencia en cine, pretenciosa y pedante hecha para esa gente snob que se quede alucinada y aplauda al plátano pegado a la pared con cinta americana.

Skinamarink es una cutrez visual y un castigo para el espectador.





Para Kyle Edward Ball esta es su primera película tras el corto Heck de 2020, que presentó en el Videoscream International Film Festival y que curiosamente, y siéntate porque te vas a quedar muerto o muerta al leer esto, es la primera versión de Skinamarink pero con un niño y su madre como protagonistas, y con una duración de 28 minutos al que le sobran al menos 15. Como está disponible en YouTube os dejo con el enlace del corto que incluso es mucho mejor que la película. No sólo por su duración, sino porque no está tan lleno de planos soporíferos enfocando NADA, aunque recurre a la misma estética de colores, mal sonido, imágenes fuera de foco y un largo etc, que repitió en Skinamarink, aunque aquí cambia a un final muchísimo mejor.

HECK Kyle Edward Ball 2020




Debemos tener mucho cuidado al ensalzar mediocridades como esta u otros tipos de fenómenos artísticos que pretenden demostrar el talento del autor, y defender el cine de terror de verdad ante instalaciones o vídeo arte como este Skinamarink de Kyle Edward Ball.

También me parece desafortunado el comentario del director cuando dijo que tendríamos que ponernos en nuestro yo de cuatro años para entender la película.

Kyle Edward Ball, querido, no tuve que nacer en Tatooine para entender La Guerra de las Galaxias, película que recuerdo plano a plano aún hoy día  a mis 51 años, cosa que no creo que suceda con Skinamarink de aquí a 5 meses porque la habré olvidado por completo.


En otro orden de cosas ¡por fin!, a 31 de enero tenemos la esperadísima respuesta de James Gunn y Peter Safran a los fans del universo DC para el nuevo Universo que va creando capítulo a capítulo arrancando con el primero de ellos al que ha llamado Dioses y Monstruos.

Para mi sorpresa Gunn y Safran nos han dado más de lo que esperábamos, y abre ese abanico encasillado en cuatro o cinco pilares de DC Cómics para abrirlo en un abanico de conocidos y desconocidos que deberán, en algún momento, cruzar sus vidas en ese universo como ya ocurre en Marvel casi desde sus inicios.

Además ha hecho algo más ingenioso aún, y es dar luz verde a que cualquier personaje, sea de una serie de animación, televisión o cine rompa las cadenas que le atan a ellas para saltar a otro formato. Así que puede que nos sorprendamos cuando veamos a un personaje de una serie hacer un cameo en una peli, o ver a un personaje de animación en imagen real dentro de una serie, o una película. Eso va a ser divertido y, como las campanas de las notificaciones, recordarle al espectador que está en el Universo DC, no en la película de un superhéroe, sino en un universo compartido por muchos de ellos.

Creo que la que más que me sorprendió, además de los nuevos e inimaginables proyectos como el de Creature Commandos contra los nazis, fue el encontrarme una rareza como la de una película de terror para La Cosa del Pantano. Aún tengo muy fresca la serie de 2019 creada por Gary Bauberman, que como ya sabéis en Cookies le tenemos amor/odio por su trabajo, producida por James Wan para The CW que no está ni en el catálogo de HBO Max. Una serie que funcionó a medias (a mí me encantó), con un cliffhanger final buenísimo para una segunda temporada que nunca llegó porque la cancelaron.

También me sorprendió los dos Batmans, ya que como comentó “Matt Reeves tenía cerrado un contrato para dirigir una película más”. Esto puede ser una frase mortal porque quizá no se rueden más películas de Batman con Robert Pattinson y sigan con el actor que interprete a Batman en The Brave and the Bold. Si esto es así la serie de El Pingüino podría vivir su minuto de gloria con una única temporada.

Pero también dejó claro que tanto el Batman de Reeves como el Joker y secuela de Todd Phillips son versos sueltos situándolas en los elseworlds (Otros Mundos) que es como se denomina en DC a esas películas. Además será un distintivo para continuaciones, en caso de hacerse un Batman Parte III, como también podría ocurrir con los Batmans que veamos en The Flash de Andy Muschietti, que desde ya os aseguro que no habrá otro Flash para Miller.

Así que tenemos a estos elseworlds que van ‘a su bola’ y que no le molestan a Gunn porque el nuevo DC es todo lo que vendrá de su mano y que nada o poco tiene que ver con lo anterior.

Imaginemos que The Flash va genial, y que a DC Studios le gustaría que Muschietti hiciera el guion de una película en la que confluyeran todos los Batman, un Batman folie de beaucoup o una locura de varios Batman, pues esa película sería de DC pero dentro del apartado elseworlds y fuera de la creación de James Gunn y Peter Safran.

Las películas rodadas hace eones (pero sin estrenar) se han convertido ahora en el prólogo del nuevo Universo conectando Shazam! 2 con The Flash, película que lo reiniciará todo y que dará pie a un nuevo personaje como es Blue Beetle que podría seguir en este nuevo Universo y por último Aquaman 2 que cerrará el arco antes de la presentación del nuevo Superman en Superman: Legacy. Si hicieran un Aquaman 3 porque la 2 fue un bombazo en taquilla y a DC Warner Bros. hay que taparles las deudas no dudéis que la harían dentro de las elseworlds.

James Gunn ya ha visto The Flash (de la que se rumorea tiene hasta 20 finales y aún no se deciden con cuál quedarse), y dijo de ella que era “Jodidamente increíble. Una de las mejores películas de superhéroes que he visto. Esperamos contar con ellos (Andy y Barbara Muschietti) en el futuro. Irían directos al elseworlds.

¿Quiere decir esto que nuestro Momoa/Aquaman seguirá dentro del universo DC y que por eso hace unos días salió la mar de contento de su reunión con Gunn y Peter Safran? Podría ser y no, lo que muchos aventuraron en Twitter como su salto al personaje de Lobo. Quizá no interprete a este personaje y sí contemos con una tercera película para cerrar el arco de este personaje.

Es más factible contar una vez más con Momoa que con Ezra Miller de quien dicen ahora maravillas y le dan todo su apoyo pero que veremos si lo mantendrán cuando se estrene The Flash, de la que muchos dicen ya que será un éxito en taquilla aunque sólo sea por el morbo que se ha producido durante su rodaje, post-producción, delitos del actor y un larguísimo etc. Flash ya ha sido interpretado por otros actores, y Miller se ha cargado su propia carrera dejando otra película por estrenar, imagino que la retienen hasta que se estrene The Flash y sea un éxito, como es Daliland de Mary Harron con guion de John Walsh en la que Ben Kingsley interpreta a Dalí, Ezra Miller al joven Dalí y Barbara Sukova (Ruido de fondo, Servant o Hunters) interpretará a Gala esposa y musa de Dalí. Daliland finalizó su rodaje el 8 de mayo de 2021 y tenía fecha de estreno para el 18 de julio de 2022 que… no se estrenó. Y sigue sin estrenarse ni tiene fecha de estreno. The Flash se estrenará en junio. Apostaría a que a la vuelta del verano lo hará Daliland.

Y como la actualidad es así, sigo sin poder hacer la sección que tenía en mente, pero no me desagrada porque de lo contrario os tendría que hablar de ese TV Movie tan chulo que ha dirigido M. Night Shyamalan y de la colleja que le daría a Steven Spielberg por vendernos “postales de su pasado” como si fuera una gran e interesantísima historia que me pareció de lo más aburrida. Os libráis de eso.

COOKIES ON COOKIES


HABLEMOS DE MOMIAS Y EL ANTIGUO EGIPTO

Este mes se estrena una producción española de animación titulada Momias en la que se nos cuenta la existencia de una ciudad que hay en lo profundo de nuestro planeta, donde viven momias que deben aventurarse en la superficie para buscar un anillo de bodas encontrado por un arqueólogo.

Esta historia nos da pie para hablar de una de las más grandes civilizaciones que el mundo haya conocido, porque antiguamente existían ciudades mucho más majestuosas que cualquiera de las que ahora tenemos, y hay pruebas de ello, como las cabezas de moáis en la Isla de Pascua, los monolitos célticos de Stonehenge, el coliseo romano o el Partenón de Grecia. Pero sobre todas ellas destacan la civilización bíblica a la que llegó Moisés para liberar de la esclavitud a su pueblo, aquella que construía gigantescas pirámides y esfinges, la que escribía con emojis de pájaros, ojos y personas puestas de lado con una mano hacia adelante y otra hacia atrás. Los egipcios, con sus tres mil años de historia antigua. Vamos, lo que dura una pausa de publicidad en Antena 3.

Hay muchos aspectos que destacar sobre esta gran (a pesar de sus métodos de esclavizar a la gente para construir sus casitas triangulares, aunque hay quien dice que recibían apoyo de extraterrestres porque bien es cierto que ni con la tecnología actual se podrían construir unas pirámides como esas, luego escribiremos sobre ello).

Y ya que la película que se estrena va de momias, ¿qué tal si os contamos el proceso de momificación? Es muy divertido. Primero le hacían al faraón (o faraona) muerto un corte lateral en la panza para sacarle las tripas, luego limpiaban el interior para rellenarlo de resinas y unos polvos que mantenían el interior reseco, y los órganos que le habían sacado también eran resecados y metidos en recipientes de madera o cerámica con la forma de dioses que protegerían esos órganos para la eternidad.

Con un cincel y un gancho extraían el cerebro por la nariz y luego metían bolsas con serrín y otras cosas para que la piel no se arrugase. Después envolvían el cuerpo con tiras de lino sumergidas en conservantes, es decir, que no eran vendas de hospital, y luego se introducían entre ellas joyas y amuletos para supuestamente proteger su alma. Luego ya se enterraba con los honores correspondientes y hala, a seguir palante.

Ese es solo uno de los aspectos curiosos de esta civilización, hay muchos más, pero resumámoslos en forma de películas, hablando sobre todas las veces que hemos visto a los egipcios en pantallas, grandes o pequeñas. A los antiguos, me refiero, a los actuales puedes verlos yendo a Egipto y por allí andan.

Las primeras referencias del cine a esta civilización las encontramos en los cortometrajes de Georges Méliès El oráculo de Delfos y El monstruo, de dos minutos de duración cada uno. Después encontramos la primera película de larga duración sobre una de las faraonas más legendarias, de la que hablaremos luego. Pero vamos por partes.

La Biblia, ese libro tan leído y estudiado por muchos, y probablemente manipulado miles de veces para modificar su contenido al gusto de ciertas instituciones que no voy a nombrar, hace referencia a Egipto contándonos la historia de Moisés, aquel niño que nació a Egipto y llegó a manos de los faraones navegando en una cesta sobre un río, para ser criado por ellos y ver cómo esclavizaban al pueblo judío del que provenía. Moisés fue aquel que escuchó la voz de Dios directamente de una zarza que se estaba quemando (o igual eran una planta de ayahuasca, vete tú a saber) y que hacía milagros con un bastón mágico. Ante la negativa del faraón a liberar a su pueblo, Moisés desató las famosas siete plagas, el agua se tiñó de sangre, las ranas, langostas (no las de marisco, las otras, que son como saltamontes) y mosquitos invadieron el aire y la tierra, el ganado falleció, la gente enfermó y, por fin, los primogénitos de los egipcios fallecieron. Fue entonces cuando el faraón liberó al pueblo, pero les persiguió para asesinarlos, y entonces Moisés abrió el mar Rojo por la mitad como si fuera un bocadillo y bla, bla, bla.

Mejor podéis ver toda esta historia en películas en el corto L'Exode, de 1910 y en las varias versiones que se hicieron de Los diez mandamientos, la más popular la que protagonizó Charlton Heston en 1959, dirigido por Cecil B. DeMille, la versión de Ridley Scott en Exodus dioses y reyes, y la versión animada de Dreamworks, titulada El príncipe de Egipto, con canciones y escenas tan espectaculares como esta:



Otra historia menor que podemos encontrar en la Biblia es la de José, un joven con la capacidad de tener sueños que predecían el futuro y al que su padre regaló un manto multicolor por ser su hijo favorito. Posteriormente, gracias a esa capacidad y su fortaleza de carácter consiguió convertirse en gobernador del imperio. Esta historia también está contada en formato de animación en el film José y el manto multicolor, producción australiana del 2000.

Como escribí antes una de las faraonas más legendarias de Egipto fue la gobernante Cleopatra, que además era diplomática, comandante naval, lingüista y autora de tratados médicos. Dice una leyenda que se bañaba en leche de burra para mantener su piel joven, y su reinado está lleno de batallas por el poder, de invasiones de territorios, matrimonios y divorcios, en fin, ya sabéis cómo es la vida de las faraonas. Sobre ella se han hecho numerosas películas, americanas, italianas y hasta japonesas, incluso los creadores de Astérix y Obélix la incluyeron en una de sus aventuras, ya que siempre andaba liada en asuntos romanos. Hay películas de todo tipo, cómicas, dramáticas, épicas y hasta alguna con menos ropa de la necesaria, pero de todas ellas, sin duda la protagonizada por Elizabeth Taylor y Richard Burton, dirigida por Joseph L. Mankiewicz y con la nada desdeñable duración de 4 horas. Y posiblemente, la más espectacular de todas a nivel escénico. Cabe destacar que se prepara una nueva versión con la Wonder Woman Gal Gadot como protagonista.




Otra de estas reinas, anterior a Cleopatra, bastante popular en la mitología fue Nefertiti, al parecer una bella mujer a la que su marido el faraón construyó templos en su honor, probablemente como los demás, con esclavos y toda la movida. Podéis ver su historia ficcionada en las películas Nefertiti, reina del Nilo, de Fernando Cerchio, Nefertiti de Guy Gilles y en la próxima Hereje de Ignacio Oliva.

Volviendo al tema anterior, el de las momias, hay un buen lote de películas principalmente de terror, ya que el personaje de la momia fue agregada al grupo de monstruos clásicos de la Universal junto a Drácula, el hombre lobo, el monstruo de Frakenstein, el hombre invisible y el monstruo de la laguna negra. El tema es que todos estos faraones momificados tenían unas inscripciones en sus templos y ataúdes, que suponían una maldición para aquel que abriese la tumba en busca de tesoros, lo que conllevaba que la momia despertase y empezase a cargarse a la peña a base de sustos y estrangulamientos, aunque en versiones modernas también controla la arena del desierto y a una serie de demonios que les sirven como guerreros.

Tenemos ejemplos de películas como
Los ojos de la momia de Ernst Lubitsch, La maldición de Tutankamón de Philip Leacock, La sombra del faraón de Russell Mulcahy, las dos entregas de La Momia de Stephen Sommers, La momia de Álex Kurtzman, un misión imposible de Tom Cruise con monstruo egipcio incluido y a dos actores de los grandes tiempos de la Universal, Boris Karloff y Christopher Lee, interpretando al monstruo en sendas películas de La Momia una de 1932 y otra de 1959.


Otro aspecto de las películas sobre Egipto son aquellas correspondientes al género del peplum, basado principalmente en las películas de romanos, pero que también incluían de vez en cuando historias ambientadas en parte o todas ellas en el reino de las pirámides, En este caso tenemos tres títulos con el personaje de
Maciste, un clásico del género, a veces sustituido por Sansón, enfrentado a reinas malvadas en El gigante del valle de los reyes y El triunfo de Maciste, y a otro guerrero Arión, tratando de evitar una guerra civil en Egipto por hacerse con el tesoro de los faraones en El león de Tebas. Hay que destacar que en estas películas, mayormente de producción italiana, los héroes siempre iban aceitados (no afeitados, que también) hasta las cejas.

Existen también dos versiones sobre la ópera Aída de Giuseppe Verdi, sobre una princesa de Etiopía que es llevada a Egipto como esclava, donde enamorará a un comandante militar que es, a su vez, objeto de las pasiones por parte de la hija del faraón. Una versión fue televisiva y la otra cinematográfica, protagonizada por la mejor candidata posible, la italiana Sofía Loren.



Y aparte de todas estas películas también puedes encontrarte la adaptación de Sinuhé, el Egipcio por Michael Curtiz, el film de aventuras A través de la pirámide mágica de Ron Howard, todo un clásico que realizó Howard Hawks Tierra de faraones, Hatshepsut, la historia de la primera faraona egipcia, dirigida por Sonia Machado-Hines en formato cortometraje, la aventura de Tintín Los cigarros del faraón, y las más conocidas Ágora de Alejandro Amenábar sobre la historia de Hipatia de Alejandría, la primera científica del mundo. Dioses de Egipto de Álex Proyas, un film bastante olvidado a pesar de tener un reparto interesante con Gerard Butler, Geoffrey Rush y Chadwick Boseman, sobre batallas entre dioses que decidían el destino de los humanos.



Para terminar la referencia más reciente que tenemos sobre el antiguo Egipto es la serie de Marvel Caballero Luna que nos ha traído esta especie de Batman con vendas, destinado a formar parte del Universo Cinematográfico Marvel en un futuro cercano. La primera temporada prometió mucho, veremos si hay más o si la pantalla grande termina acogiendo a este héroe de doble personalidad.



Y con el tráiler de esta serie os dejamos por ahora. Basta ya de tanto Egipto y tanto desierto. Va siendo hora de sentarnos y pasar un rato haciendo algo juntos, pero eso ya será el próximo mes, en el que, si nada lo impide, hablaremos de juegos de mesa.



El Monstruo de las Cookies + MartiNina

jueves, 2 de febrero de 2023

Batgirl (no estaba muerta, estaba de parranda) y The Flash

¿Recordáis todo lo que se dijo sobre Batgirl de Adil El Arbi y Bilall Fallah y su destino, según el cual David Zaslav poco menos que incineró todas las copias de la película de los discos duros de Warner Bros.?
Pues todo mentira.

La película sigue existiendo, aunque no esté completada, y lo sabemos gracias al propio Peter Safran que, respondiendo a la pregunta de los periodistas de si había alguna forma de recuperar la película dijo:

“Vi la película… esa película no se podía estrenar.”



En cuanto a The Flash de Andy Muschietti también hemos conocido lo que ya imaginábamos:

The Flash reinicia cosas en el Universo DC para que este pueda avanzar. The Flash reinicia cosas, pero no todas. Algunos personajes seguirán siendo los mismos y otros no.”

Y aquí nos tememos que Supergirl interpretada por Sasha Calle será un visto y no visto en el Universo DC y en el elseworlds.



Super Bowl y tráileres

El 12 de febrero (Domingo) muy avanzada la madrugada en España comenzará el espectáculo deportivo de la Super Bowl que no es otra cosa que un contenedor para los tráileres de las películas que arrasarán este año en taquilla, o al menos lo es desde mi punto de vista porque sigo sin entender las reglas del rugby.

Y como nos gusta dormir, y porque además trabajamos, os los colgaremos todos a la mañana siguiente porque son unos cuantos… Sujetaos la mandíbula para que no se os caiga:

Ant-Man y la Avispa: Quantumanía de Peyton Reed, Guardianes de la Galaxia Vol.3 de James Gunn, Transformers: El despertar de las Bestias de Steven Caple Jr., Fast X de Louis Leterrier, La Sirenita de Rob Marshall, Elemental de Peter Sohn, Pixar y Disney, de la que nadie se acuerda ya porque vimos un avance que era nada, The Flash de Andy Muschietti, Oppenheimer de Christopher Nolan, Super Mario Bros.: La película de Aaron Horvath y Michael Jelenic, un nuevo y espeluznante tráiler de Posesión Infernal: El Despertar de Lee Cronin, Scream 6 de Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett, Barbie (ganazas de verla) de Greta Gerwing, Misión Imposible: Sentencia mortal, parte 1 de Christopher McQuarrie, Dungeons & Dragons: Honor entre ladrones de John Francis Daley y Jonathan Goldstein, y quizá y esto lo pondremos con chinchetas otro tráiler de Indiana Jones y el dial del destino de James Mangold y la esperadísima The Marvels de Nia DaCosta que hizo un trabajo brutal con Candyman.

Todos estos y otros que desconocemos, además de anuncios de coches, de cervezas y deporte, no olvidemos el deporte, por el amor de dios, se repartirán entre las tres y las seis de la madrugada en España del 13 de febrero.

Para el resto del planeta esa noche significará dos cosas: la liga de fútbol americano arrancando con el partido de los Philadelphia Eagles contra los Kansas City Chiefs y la actuación de Rihanna que luego veremos en todos los informativos al día siguiente.



The Palace (serie)

Primera imagen de la nueva miniserie (una única temporada) The Palace de HBO Max, protagonizada por Kate Winslet y escrita por Will Tracy y Frank Rich (Succession) y Stephen Frears quien además la dirige.

La grabación ha comenzado en Austria y luego se trasladará al Reino Unido.

La historia cuenta la vida tras los muros de palacio durante un año, cuando un régimen autoritario (en la actualidad) comienza a desmoronarse.

Wislet, Tracy, Rich y Frears son productores y en la dirección se alternarán entre Frears y Tracy; Matthias Schoenaerts, Guillaume Gallienne, Andrea Riseborough, Martha Plimpton y Hugh Grant están en el reparto.




Guy Ritchie’s The Covenant

El Pacto entre Jake Gyllenhall y Dar Salim nos devuelve el cine bélico escrito por Ivan Atkinson, Marn Davies y Guy Ritchie que además la dirige.

En la historia el sargento John en su último tramo de servicio en la guerra de Afganistán termina herido y es Ahmed, su intérprete, quien consigue salvarle la vida. Meses después será John quien vaya a salvar la vida de su amigo.





65

Tráiler final para 65.



The Mandalorian (3ª temporada)

3ª temporada de la serie en la que no estará el sueco Ludwig Göransson, siendo sustituido por el compositor Joseph Shirley, quien ya utilizó...